Así nos sentimos todos con la reforma a la Ley Orgánica del poder Judicial, mediante la cual una ley secundaria,  en un artículo transitorio amplía el mandato del Ministro Arturo Zaldivar, Presidente de la Suprema Corte, violentando el artículo 97 del Constitución de México.

Tendremos que modificar la pirámide de Kelsen y establecer en la punta de la pirámide, los transitorios de las leyes secundarias?

En dos momentos trascendentales han coincidido el Juez de la CIDH Eduardo Ferrer y el Ministro Arturo Zaldivar. El primer momento al ser ambos propuestos por el senado para una silla en la SCJN y el otro paralelismo fue cuando el Juez Ferrer, siendo Presidente de la CIDH decidió bajarse de la presidencia y ceder la Presidencia a la Juez Elizabeth Odio Benito, para demostrar que la CIDH no es únicamente una Corte de Sentencias, sino una Corte de Hechos, permitiendo la alternancia con base a una igualdad de género. Ahora Zaldivar tiene la oportunidad de demostrar también que la SCJN no es solo un tribunal de sentencias, sino un Tribunal de Hechos y de igual manera el Ministro Zaldivar deberá de bajarse de la silla en pro de la Democracia y la justicia constitucional.

No todo es Poder, también hay que trascender.